mayo 18, 2024

A 30 años de la revuelta zapatista: la autonomía no deja lugar a la violencia machista – el Sol de México

A 30 años de la revuelta zapatista: la autonomía no deja lugar a la violencia machista – el Sol de México

SemMéxico, Ciudad de México, a 31 de diciembre de 2023.- En comunidades zapatistasA 30 años de revuelta armada no hay casos de feminicidio o desaparición de mujeresporque lo lograron erosionar espacios de violencia y machismo el reclama Silvia Marcos miembro de Red de feminismos decolonialesen una entrevista que se publicará en el número 39 de Revista cuaderno feminista CF.

Pero si dice: los zapatistas enfrentan “la riesgos de este México oprimido por el militarismo estatal y más aún por el crimen organizado”.

En este número especial de CF, que nació inmediatamente después del zapatismo, sostiene que las mujeres indígenas zapatistas Resuelven el problema entre hombres y mujeres inspirándose en otras formas creativas.originales de lagénero vernáculo“, definido por Iván Illich como adjetivo de raíces indoeuropeas que define “lo que es realmente nuestro”, en un sentido más fuerte que el doméstico, como explica marcos En un artículo publicado en Actual y titulado “El género vernáculo de Ivan Ilych” (2011).

La rebelión zapatista reunió a varias mujeres en las mesas de apoyo de los Diálogos de San Andrés Larráinzardio origen a CF, entre otras cosas, para recuperar la diversidad y masificación de expresiones del movimiento, que en 26 años, “siempre aporta energía renovada y abre nuevas líneas de reflexión”, dice la introducción impresa de la emisión conmemorativa.

Cuando se le preguntó, en una amplia entrevista, con el Dr. Marcos: ¿Cuál es el principal legado de los zapatistas al amplio movimiento del feminismo en México?

Silvia Marcos es concreto: la herencia principal es la transición en la reconceptualización del sujeto individual de las luchas feministas –legado del pensamiento dominante– aa subjetividad colectiva “como mujeres somos” y “mujeres que luchan”.

Los zapatistas han vivido en el suyo todos estos años. Ser una comunidad dentro de un movimiento político autónomo..

Igualdad en la participación en el poder patriarcal

En la conversación tuvimos con la periodista Laura Castellanos, destacada periodista que hace 30 años habló por primera vez con el comandante Ramona, quien ahora quiere saber Cómo los zapatistas aportaron con su lucha y su experiencia a los feminismos contemporáneos o feminismo 4.0.. Sylvia Marcos afirma enfáticamente que “las feministas somos herederas del pensamiento “único”, que concibe la igualdad y la diferencia a partir de las posiciones de los sujetos individuales.

Versiones adelantadas en SemMéxico por los 30 años del zapatismo este 1 de enero de 2024, en Cuadernos Feministas se hace un balance, de diversas autoras, de lo ocurrido con el feminismo, la lucha de las mujeres indígenas y la política oficial de género.

Dr. Marcos dice esto en Los Zapatistas un flujo permanente prevalece sobre su identidad como mujeres; Están enmarcados por el “todo” del movimiento zapatista, al que ni abandonan ni rechazan y al que orgullosamente pertenecen.

Los zapatistas obviamente marcan en sus prioridades los caminos de las luchas “feministas”. Han superado este límite de las feministas en el “sujeto individual”, lo que, desde 1994, resulta desconcertante, porque para ellas “sólo mujeres” tiene otras construcciones encarnadas.

Sylvia Marcos, miembro y fundadora del Seminario Permanente de Antropología y Género del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM y miembro del Comité Directivo Permanente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones ALER también habla sobre la conversación amplia y conceptual sobre avances más notables de las mujeres zapatistasen puestos de autoridad como agentes, concejales, comisionados, promotores de salud y educación.

Y a la pregunta, relativa al Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que se basa en el “poder autónomo”, ¿qué lección le da al sistema electoral y de partidos trastocado por las elecciones de 2024?

Sylvia afirma que el sistema de gobierno estatal y partidista es inherentemente jerárquico. Este tipo de autoridad organizada jerárquicamente debe descartarse.donde “las grandes mujeres – son – bienvenidas en él…

Y cree: una posibilidad real de acceder, como mujeres, a los espacios que hoy tienen los zapatistas dentro de su movimiento sería Luchar por reproducir la estructura autónoma horizontal en nuestra sociedad.que a veces apela a los ámbitos del “género vernáculo”, dice “lo que es una esperanza”, es decir, “lo que es nuestro”.

Incluso si los zapatistas, le dice Castellanos, no incorporan todas nuestras demandas en su lucha, y lo hacen, Siguen su propio camino según sus propias prioridades, trae la reflexión sobre la cuestión de la autonomía y la organización horizontal.

Desde su experiencia como estudiante y cercana a las comunidades zapatistas durante tres décadas, le cuenta Sylvia Marcos al periodista las mujeres que vivieron su Revolucionaria Ley de la Mujer, “donde falta lo que falta”, teniendo muy claro su camino.

Y reitera que la autonomía, como la vivida en el zapatismo, no sólo ha logrado erosionar esos espacios de violencia y machismo sino también llegan, paralelamente a la toma de autoridad por parte de las mujeres, con un espacio híbrido. Se trata de una modificación, y ellas mismas aseguran, “es definitiva que no haya casos de feminicidio ni de desaparición de mujeres.

En CF se puede leer Aída Hernández, sobre la lucha de Rosario Ibarra de Piedra; a Sonia del Valle Lavín, la primera periodista que investigó los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez; a Susana Vidales, sobre el feminismo sonorense; Liz Maier escribiendo un relato histórico del aborto en México y Estados Unidos; a Paola Fernández, del grupo feminista Las Libres, también sobre la lucha por el aborto; a Sara Lovera que hace una reflexión retrospectiva sobre “qué pasó con el movimiento feminista y su política hegemónica de ‘incidencia’ en el poder”; a Rocío Duque, desde Nueva York, que pregunta “Y por último, ¿de qué hablamos cuando hablamos de feminismo?”

La ley revolucionaria de las mujeres

Publicado por primera vez en El Despertador Mexicano, Órgano de Información del EZLN, México, n.1, diciembre de 1993. Se declara que el EZLN incorpora a las mujeres a la lucha revolucionaria sin importar su raza, credo, color o afiliación política, con el único requisito es aceptar las demandas de los explotados.

Primero.- Las mujeres, independientemente de su raza, credo o filiación política, tienen derecho a participar en la lucha revolucionaria en el lugar y en la medida que su voluntad y capacidad lo determinen; Segundo.- Las mujeres tienen derecho a trabajar y recibir un salario justo. Tercero.- Las mujeres tienen derecho a decidir el número de hijos que pueden tener y cuidar. Cuarto.- Las mujeres tienen derecho a participar en los asuntos comunitarios y a ocupar cargos públicos si son elegidas libre y democráticamente. Quinto.- Las mujeres y sus hijos tienen derecho a la atención primaria para su salud y nutrición; Sexto.- Las mujeres tienen derecho a la educación. Séptimo.- La mujer tiene derecho a elegir pareja y a no ser obligada a contraer matrimonio por la fuerza. Octavo.- Ninguna mujer podrá ser golpeada o maltratada físicamente por familiares o desconocidos. Los delitos de intento de violación serán severamente castigados. Noveno.- Las mujeres pueden ocupar cargos directivos en la organización y tener grados militares en las fuerzas armadas revolucionarias. Décimo.- Las mujeres tendrán todos los derechos y obligaciones que establezcan las leyes y reglamentos revolucionarios.