febrero 22, 2024

El curtido Checo Pérez no es suficiente en el caótico Gran Premio de Australia |  Fórmula 1 |  Deportes

El curtido Checo Pérez no es suficiente en el caótico Gran Premio de Australia | Fórmula 1 | Deportes

Checo Pérez, piloto de Red Bull, se lamenta tras el Gran Premio de Australia.JAMES ROSS (EFE)

En México, vela en mano, quieren que Checo Pérez se convierta en Nico Rosberg. El piloto alemán fue durante cuatro temporadas la sombra de Lewis Hamilton en Mercedes. Era una fraternidad y una amistad en Mercedes, donde Hamilton ganó dos títulos y Rosberg era solo el escudero. En 2016 todo se rompió cuando Rosberg quiso dejar de ser visto como el número dos. Así que se dispuso a competir con tanta fiereza que, al final de la temporada, se coronó campeón. Una semana después de la hazaña, el alemán se retiró. Pérez, ya este año, levantó expectativas cuando ganó la segunda carrera en Arabia Saudita con galones y mostró un mayor entendimiento sobre Red Bull en su tercer año. En el Gran Premio de Australia, el mexicano finalizó en quinta posición tras salir desde la parte trasera de la parrilla. Un buen resultado, aunque frena sus aspiraciones de luchar contra Verstappen por el título.

Pérez registró uno de los peores fines de semana con Red Bull teniendo demasiados problemas para domar el coche. El coche iba en las primeras curvas del circuito Albert Park de Melbourne en los entrenamientos libres. Perdió el control y se dispararon las alertas en Red Bull. El conductor jalisciense le insistió a su ingeniero que tenía problemas con la estabilidad del auto, que le costaba girar el volante. Lo impensable para el actual campeón de constructores de Fórmula 1. “Tenemos que solucionar este problema, hombre. ¡Otra vez el mismo maldito problema!”, criticó Pérez por radio. Eso obligó al mexicano a salir desde la última posición este domingo australiano. Checo Pérez se dedicó a escalar posiciones para componer su actuación. coches de seguridad, dos banderas rojas le ayudaron a tener un buen momento, por lo que pudo alcanzar la séptima posición y luchar por la vuelta rápida. Con dos vueltas para el final, relanzó la carrera. Allí salieron todos los pilotos con el cuchillo entre los dientes. Los choques arrasaron y el mexicano cayó tres pasos para esquivar al Alpino. Al final, los comisarios de carrera decidieron una cuarta reanudación de la carrera en la que todo acabó con una quinta plaza favorable para Pérez y la victoria de Verstappen, seguido de Hamilton y Fernando Alonso. El mexicano sumó el punto extra por la vuelta rápida y, de paso, el premio de la afición al mejor piloto de la jornada.

Las expectativas mexicanas de ver a Checo Pérez competir por el campeonato de pilotos contra Verstappen están bien fundadas. El coche de Red Bull es el más sólido este año, los Ferrari han tenido problemas, en Mercedes están en plena remontada y en Aston Martin muestran músculo aunque les falta la chispa especial. “Él es mi único rival”, dijo Verstappen en el período previo a la carrera. La pérdida de puntos en Australia deja al mexicano en cierta desventaja en lo que resta de campeonato, aunque la Fórmula 1 es una tómbola a toda velocidad.

En Red Bull ya tuvieron un caso en el que sus dos pilotos estuvieron al máximo nivel. La dupla de Sebastian Vettel (cuatro veces campeón) y Mark Webber dieron a Red Bull su primer gran protagonismo en la Fórmula 1. En la pista, sus dos pilotos compitieron de maravilla y sin reservas. En 2013 dejaron uno de los momentos más tensos del automovilismo cuando Webber lideraba la carrera en Malasia y detrás de él estaba Vettel. El equipo pidió mantener las posiciones, pero el alemán ignoró la petición. Ambos competían coche a coche con el peligro de quedarse fuera de carrera. El incidente se conoce como múltiples 21una orden para que el auto de Webber, el número dos, termine primero.

Las cosas entre Verstappen y Pérez se fracturaron cuando el holandés se negó a ceder el puesto a su compañero durante el Gran Premio de São Paulo, algo que iba a ayudar al mexicano a terminar la temporada pasada en la segunda posición, la mejor de su carrera. . En las redes sociales, la Checolovers Dejaron claro que cuando Pérez ganó en Arabia, el padre del bicampeón de F-1 se puso serio en la celebración y hasta los mecánicos de Red Bull cobijaron al mexicano mientras Verstappen iba solo. La salsa, sin embargo, se ha estancado en redes y desde Red Bull pretenden cerrar el asunto cuanto antes porque quieren amarrar el bicampeonato de constructores y el tricampeonato del holandés, el proyecto de hoy. y mañana para el equipo de bebidas energéticas.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país