mayo 18, 2024

El padre de uno de los cuatro muertos en Zacatecas pide más respuestas

El padre de uno de los cuatro muertos en Zacatecas pide más respuestas

(CNN Español) — La familia Gutiérrez Padilla, residente de la ciudad estadounidense de Hamilton, Ohio, desconfía de la información que hasta el momento les han dado las autoridades del estado de Zacatecas sobre la muerte de su hijo en México y exige más respuestas que esclarezcan cómo ocurrió el hecho. .

José Melesio Gutiérrez Padilla, ciudadano mexicoamericano, fue asesinado en diciembre junto con su novia Daniela Márquez y dos de sus familiares cuando regresaban en el vehículo de la joven a Colotlán, Jalisco, donde vivía Daniela.

Los cuatro murieron acribillados a balazos.

En declaraciones a CNN, Enrique Gutiérrez, padre del joven, dice que ha pasado más de un mes y los datos preliminares que ha recibido lo llevan a tener más preguntas que respuestas. Ha sido informado, sostiene, que el automóvil en el que viajaban recibió entre 36 y 38 disparos por la parte trasera y que los cuerpos de los jóvenes fueron encontrados cerca del vehículo. Gutiérrez afirma que no solo desconfía de esta información, sino también de la justicia que se pueda impartir.

CNN se comunicó con la Fiscalía General del Estado de Zacatecas para conocer el avance de las investigaciones. Manuel Soriano, empleado de esa agencia, informó en dos ocasiones que el fiscal general Francisco José Murillo no estaba disponible para una entrevista. Murillo envió por mensaje de texto los comunicados oficiales que son públicos desde enero.

Soriano dijo que no había otra información en este momento. Las declaraciones no se refieren a los detalles que preocupan a Gutiérrez.

El caso del asesinato de estos cuatro jóvenes ha desatado conmoción y exigencias de seguridad entre los vecinos de ese estado.

Gutiérrez Padilla vivía en Estados Unidos y había viajado a México para visitar a su novia. Las jóvenes eran residentes de Colotlán, Jalisco, en la misma zona.
Las alarmas por su desaparición se encendieron el 25 de diciembre.

Según sus familiares, el grupo había salido de Colotlán para caminar por Jerez de García Salinas, Zacatecas. La familia de Márquez esperaba que regresaran esa tarde para celebrar la Navidad, pero perdió contacto con ellos. Pasaron las horas y, al no llegar ni recibir respuesta a los mensajes de texto o llamadas telefónicas, denunciaron el hecho a las autoridades. Fue entonces cuando la Dirección General de Policía de Investigaciones de Zacatecas inició la búsqueda, a la que se sumaron vecinos del lugar, indignados por la inseguridad.

El 18 de enero, la Fiscalía de Zacatecas informó en un boletín que el 16 de enero “personal de la Guardia Nacional descubrió dos vehículos y un cuerpo humano en reducción esquelética” en la comunidad de El Cuidado, en esa localidad. para continuar con la búsqueda, el día 17 encontraron una fosa y allí estaban las tres mujeres.
Las imágenes del vehículo difundidas por medios locales indican que presentaba marcas de bala.

El 24 de enero, la Fiscalía confirmó que uno de los restos correspondía a Gutiérrez Padilla, de 38 años, y que los demás eran los de las hermanas Daniela Márquez Pichardo, de 31, y Viviana Márquez Pichardo, de 28, y su prima. Irma Paola Vargas Montoya, 27 años.

Terminó el capítulo de búsqueda, y se abrió el capítulo de investigaciones para saber qué sucedió antes del encuentro con sus victimarios y cómo se produjo este fatídico desenlace.
Enrique Gutiérrez asegura que hay información que le ha comunicado la Fiscalía de Zacatecas que lo sorprende, como que las autoridades afirman que su hijo conducía el vehículo, aunque dice que su hijo siempre se negó a manejar en México, y que nunca lo vi manejar en ese país porque no conocía las reglas de tránsito.

La Fiscalía indica en su último comunicado que “la investigación sobre los hechos en los que fueron privados de la libertad y la vida sigue abierta y en proceso, por lo que la Fiscalía continuará con la recolección y análisis de datos de prueba que conduzcan a la esclarecimiento de los hechos y la identificación de la persona o personas que hayan participado en su comisión”.

Por el momento, no hay detenidos y no se han identificado sospechosos.

Zacatecas está en la lista de lugares a los que el Departamento de Estado de los EE. UU. aconseja a sus ciudadanos que no viajen debido a delitos violentos, extorsión y actividad de pandillas en ese estado. La advertencia indica que ciudadanos y residentes de Estados Unidos han sido víctimas de secuestro.

cortar sueños

Enrique Gutiérrez recuerda que su hijo llegó a Estados Unidos cuando tenía 12 años, y que desde niño se planteó metas personales y profesionales, las cuales fue consiguiendo. Era arquitecto, trabajaba y vivía en Hamilton, Ohio, y ya tenía planes de matrimonio. Ella era el orgullo de su hogar. Planeaba llevar a su pareja a Estados Unidos y tener su propia familia.

Gutiérrez agrega que su hijo conoció a Daniela hace cuatro años cuando fue a una fiesta en México y comenzaron una relación a distancia. Viajaba a su país natal dos o tres veces al año, y en 2022 fueron en familia a pedir la mano de Daniela. La pareja tenía planes de boda para septiembre u octubre de este año.

La familia tenía planeado reunirse en Cancún y disfrutar de unas vacaciones con la pareja el 28 de diciembre, pero los planes cambiaron drásticamente. La última comunicación que tuvo la familia con José Melesio fue el 25 de diciembre, cuando les envió un mensaje de texto deseándoles una Feliz Navidad y tres emojis con el símbolo de corazones. Y luego el viaje a México fue para reconocer el cuerpo sin vida de su hijo.

Los padres y los seis hermanos sobrevivientes atraviesan un momento doloroso, dice Gutiérrez, porque nunca imaginaron este final para el hijo que solo les dio satisfacción en su vida.

Los mismos sentimientos envuelven a los seres queridos de las tres jóvenes, quienes fueron veladas y sepultadas en Colotlán, en medio de una multitud que se sumó al dolor de la familia y pidió llevar ante la justicia al autor o responsables de estas muertes. Los padres de Daniela están pasando por su peor pesadilla.

El día de Navidad tenían todo preparado para una noche de alegría por la boda de los jóvenes, pero se convirtió en una búsqueda dolorosa con final trágico. Aunque nada traerá de vuelta a su hijo, la familia Gutiérrez quiere que se haga justicia. Ahora, están a la espera de finalizar el trámite consular para que sus restos descansen en paz en Estados Unidos.

Enrique Gutiérrez dice que su último consuelo es pensar que su hijo y las tres jóvenes no sufrieron y que murieron instantáneamente.