febrero 22, 2024

Esposa de Genaro García Luna da detalles de su patrimonio familiar en juicio contra exfuncionario

Esposa de Genaro García Luna da detalles de su patrimonio familiar en juicio contra exfuncionario

(CNN Español) –– Linda Cristina Pereyra Gálvez, esposa de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública de México, comenzó a declarar este martes como única testigo citada por la defensa en el juicio que enfrenta el exfuncionario ante la Corte del Distrito Este de Nueva York por narcotráfico. tráfico

Pereyra Gálvez se centró en contar cómo ella y su esposo, quien se casó en 1995, han construido su familia y patrimonio. La testigo dijo que tiene dos hijos con García Luna.

La esposa de García Luna aseguró que conoció al exfuncionario en 1989, cuando trabajaban juntos en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y que, luego de que la relación avanzara, en 1994, cuando ella dejó la institución de inteligencia civil del gobierno mexicano. , compraron su primer apartamento a través de financiamiento.

Pereyra Gálvez también dijo que, con el bono que le dieron por los años que trabajó en el Cisen, alquiló un local y montó una pequeña tienda de artículos de oficina. En tanto, la testigo agregó que su esposo fue ascendido a subdirector del Cisen y que, con un aguinaldo que le dieron a fin de año, compraron un terreno y empezaron a construir allí una casa.

También aseguró que a García Luna le gustaban los autos antiguos y que uno de sus pasatiempos era repararlos con su hermano.

Desde el inicio del juicio contra García Luna, Pereyra Gálvez ha asistido al lugar. En una de las audiencias, el exfuncionario le guiñó un ojo y le dijo “te amo” a la distancia a su esposa, quien estaba acompañada de sus hijos.

En las cuatro semanas que ha durado el juicio han tomado el estrado varios testigos de la Fiscalía, mientras que el exsecretario de Seguridad Pública se reservó el derecho a no declarar.

García Luna enfrenta múltiples cargos de participación en una empresa delictiva en curso y cargos de conspiración para obtener, importar y distribuir miles de kilogramos de cocaína en los Estados Unidos, así como supuestamente hacer declaraciones falsas a funcionarios de inmigración de los Estados Unidos. El exfuncionario se declaró inocente de todos los cargos.