febrero 22, 2024

Gentrificación: Nueva York y Barcelona aconsejan a la Ciudad de México para frenar el impacto de los nómadas digitales

Gentrificación: Nueva York y Barcelona aconsejan a la Ciudad de México para frenar el impacto de los nómadas digitales

El Gobierno de la Ciudad de México ha iniciado conversaciones con autoridades de ciudades que se han visto fuertemente afectadas por el desenfrenado negocio de plataformas como Airbnb y la llegada masiva de los llamados nómadas digitales. La jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, encomendó a la Coordinación General de Asesores y Asuntos Internacionales documentar qué medidas implementaron diversas ciudades de Estados Unidos y Europa para contener los impactos negativos del turismo en las comunidades locales. La responsable de la coordinación, Diana Alarcón González, ha precisado en una entrevista con EL PAÍS que las ciudades cuya experiencia han repasado son Ámsterdam, Barcelona, ​​Berlín, Lisboa, Madrid, Milán, Nueva York, París, Praga y Roma.

“En algunos casos hablamos directamente y con mucho detalle con las ciudades. En otros casos es una revisión en base a la normativa de estas ciudades y los estudios que ya tienen y que son públicos”, explica el coordinador. “La instrucción que nos dio el jefe de gobierno es: ‘hablemos directamente con las ciudades que ya han registrado problemas —y en algunos casos problemas graves— con este tipo de visitante; Así que tengamos una conversación con ellos para ver cuáles eran los problemas y cómo los resolvieron’. Y eso es parte de la investigación que estamos haciendo”.

La instrucción de la presidenta capitalina ha llegado pocos meses después de que su Administración firmara un acuerdo con Airbnb cuyo alcance no estaba claro. Aunque el gobierno capitalino dijo en su momento que era un entendimiento para detonar el turismo en las zonas más marginadas de la ciudad, especialistas y organizaciones vecinales denunciaron que, en realidad, Sheinbaum le había entregado la ciudad al andén de la bandeja de plata. El presidente dijo por primera vez el 29 de diciembre, en una entrevista con Bloomberg, que su Administración tomaría medidas para regular el negocio de Airbnb, sin dar más detalles. “Si no se regula, van a haber áreas que serán exclusivamente de Airbnb”, dijo Sheinbaum a medios estadounidenses. “Tampoco puede ser. Eso va a generar muchos problemas en la ciudad”.

El coordinador capitalino señala que, por el momento, las autoridades no pueden revelar qué normativa están tomando en consideración, hasta que concluyan sus exploraciones en las ciudades y sus estudios en la propia capital mexicana. “La ciudad con la que más hemos hablado es Barcelona. El jefe de gobierno se comunicó con [la alcaldesa] Ada Colau nos pidió que nos pusiéramos en contacto con el equipo técnico de la alcaldía de Barcelona, ​​que ha realizado todos los estudios y propuestas de regulación”, explica. Entre otras medidas, se ha implementado en la ciudad española un registro o permiso de turista que los “anfitriones” deben obtener para poder alquilar sus apartamentos a través de Airbnb. Si no lo tienen, pueden estar sujetos a multas.

Un edificio en construcción anuncia “departamentos para viajeros”, en noviembre de 2022 en la Ciudad de México.Quetzalli Nicte Ha

Alarcón dice que hay medidas que impulsaron algunas ciudades y que, al final, resultaron excesivas o inaplicables. Afirma que, en ese sentido, el reto de la Ciudad de México es elaborar una regulación adecuada al problema en la magnitud que se manifiesta localmente. “Nueva York lo revisamos y tenemos una conversación activa con ellos. Es importante tener en cuenta, para aprender de las experiencias de otras ciudades y no repetir los mismos errores, hay ciudades que han adoptado normativas que no son ‘ejecutable’, que no son implementables, y han tenido que retroceder. Ese es el caso de Nueva York, no solo perdieron una propuesta de regulación que tenían en los tribunales, sino que ha sido muy difícil —y esto también lo ha confirmado Barcelona— hacer efectiva una parte de la normativa cuando no se tienen los instrumentos. para hacerlo”, indica.

La funcionaria refiere que, según su investigación, la llegada de nómadas digitales a la Ciudad de México no ha tenido el mismo impacto negativo que en otras ciudades reseñadas. “Es un fenómeno a una escala mucho menor de lo que se percibe en los medios. Hicimos un estudio muy detallado sobre cuál es la presencia de estos nuevos visitantes en relación con la disponibilidad de vivienda en la Ciudad de México y es muy, muy pequeña. No tiene nada que ver con ciudades como Barcelona, ​​Madrid, Ámsterdam, Lisboa, que son ciudades que están recibiendo una gran cantidad de este tipo de visitantes, con una penetración mucho mayor en relación a las viviendas o al número de habitantes. Entonces, siendo la Ciudad de México una ciudad tan grande, no está recibiendo estas oleadas masivas de visitantes que están desplazando a la población o encareciendo la vivienda en zonas específicas de la ciudad”, sostiene.

Una mujer extranjera descansa en un banco del Parque España en la colonia Condesa de la Ciudad de México, en febrero de 2022.
Una mujer extranjera descansa en un banco del Parque España en la colonia Condesa de la Ciudad de México, en febrero de 2022.Claudia Aréchiga

La coordinadora afirma que, según sus estudios, los alquileres en las zonas favorecidas por los nómadas digitales, al contrario de subir, están bajando, y descartó que ese turismo sea el causante de la gentrificación. “Incluso en una zona como Roma-Condesa, que es donde se dice que está más concentrada la llegada de este tipo de visitantes, revisando las estadísticas, lo que tenemos es incluso una reducción en el costo promedio de los alquileres en los años 2021 y 2022. , que son los años en los que han llegado estos visitantes con mayor volumen. ¿Por qué se reducen los alquileres en promedio? Bueno, porque tuvimos una pandemia. Entonces el fenómeno, visto desde los números —y estamos revisando todas las estadísticas posibles para entender la magnitud de este fenómeno—, no tenemos evidencias concretas, específicas de que la llegada de estos nuevos visitantes esté generando gentrificación o aumento de rentas” ella se refiere.

Cuando se señala que cada vez son más frecuentes las denuncias de familias desplazadas por el aumento de los alquileres, el funcionario dice que se trata más de casos “anecdóticos”, se diría aislados, que de un problema general. “No quiero decir que no existe. Claro que hay pruebas, digamos, más anecdóticas, más caso por caso, como dices, de gente que ha tenido que dejar su piso porque el dueño quiere convertirlo en un Airbnb, etc. Eso es cierto, pero es más anecdótico que una tendencia estadística o que se está afianzando en la ciudad y que efectivamente está generando este proceso de gentrificación y crecimiento de ingresos”, asegura.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país