junio 18, 2024

¿Por qué se aprecia el peso mexicano frente al dólar?

¿Por qué se aprecia el peso mexicano frente al dólar?

(CNN Español) — El peso mexicano es algo de lo que hablar, ya que actualmente se encuentra en su mejor forma frente al dólar desde hace casi dos años. Incluso lo llaman el “superpeso”.

El martes, el peso tocó su nivel más bajo del día en 19.08 unidades por dólar, la mejor posición que ha tenido la moneda mexicana en un mes, dijo en un comunicado el equipo de analistas de la plataforma de operaciones OctaFX.

Pero la apreciación no quedó ahí: este miércoles, el peso logró llegar a 18,90 unidades por dólar, “inédito desde el 24 de febrero de 2020, es decir antes de que el coronavirus sea declarado pandemia”, comentó Gabriela Siller, directora . de análisis económico de la entidad financiera Banco Base, en entrevista con CNN.

La cifra, que representa una buena noticia para los importadores, no es positiva para quienes envían remesas desde Estados Unidos a México, así como para los exportadores.

¿A qué se debe la apreciación del peso frente al dólar?

Gire para ver el fondo del dólar

Siller dijo que, por un lado, debemos observar la debilidad actual del dólarya que su mal desempeño afecta positivamente el nivel del peso y de las monedas más emergentes del mundo.

“El dólar se está debilitando. Obviamente, la mayoría de los principales cruces están ganando frente al dólar”, comentó, y agregó que esta debilidad se produce en el contexto de una alta inflación en los Estados Unidos.

Sin embargo, el especialista agregó que el mercado anticipa que Inflación en Estados Unidos en diciembre —datos publicados este jueves— a la baja y con ello también disminuirá el nerviosismo de los inversores en la economía estadounidense, ya que “la Reserva Federal (Fed) ya no tendrá que ser tan agresiva a la hora de subir los tipos de interés”.

Por tanto, si la inflación retrocede en Estados Unidos y las subidas de tipos de interés no son tan agresivas en el futuro, los inversores se volcarían más hacia la economía americana y el dólar se fortalecería porque aumentaría su demanda. (En resumen y como ejemplo, si no me cobran muchos intereses, como inversionista me inclino por el dólar estadounidense, lo que hace que esta moneda sea más demandada y por lo tanto aumenta su valor).

Solo el tiempo dirá si este escenario se desarrolla. Mientras tanto, el dólar está débil y el peso está fuerte. ¿Tiene algo que ver con la economía mexicana o todo viene del exterior? De hecho, los dos problemas están relacionados.

Otros factores que afectan el peso

externo

Aunque Siller señaló que la apreciación de la moneda mexicana se debe en gran parte a la debilidad del dólar, mencionó otros factores que ayudan al peso, entre ellos los siguientes que vienen de fuera del país:

  • Los flujos de dólares que siguen llegando a México para exportaciones
  • La constante afluencia de fondos.
  • La llegada de la inversión extranjera directa al país

Sin embargo, el analista señaló que “dado que se espera una desaceleración económica en Estados Unidos, es de esperar que estos flujos (inversiones, exportaciones y remesas) también se desaceleren, por lo que podríamos ver un repunte en el tipo de cambio”. hacia el segundo cuarto.

Si se da este contexto de desaceleración económica en Estados Unidos y caen los flujos de dólares hacia México, el peso perdería fuerza y ​​repuntaría a 19.40 o 19.50 unidades por dólar en el segundo trimestre de 2023, según Siller.

A pesar de esto, OctaFX señaló que “la fortaleza del peso mexicano debería permanecer intacta mientras se negocie por debajo de las 19.50 unidades”.

interno

En cuanto a los factores internos, el director de análisis financiero de Banco Base explicó que el producto interno bruto de México aún no se recupera para alcanzar los niveles de 2018 y el mercado laboral aún no alcanza un nivel óptimo (aunque ya alcanzó los niveles anteriores al covid-19). , por lo que la fortaleza del peso no se puede atribuir a la economía mexicana.

Sin embargo, “lo que se refleja en el tipo de cambio (a favor del peso frente al dólar) es el equilibrio de las finanzas públicas (de México), en lo más efectivo no ha ayudado el hecho de que no haya una deuda significativa, ya que la probabilidad de el incumplimiento del gobierno es menor.

Además de la buena salud de las finanzas públicas del país, Siller agregó que el peso mexicano también se vio reforzado por la “política monetaria restrictiva” del Banco de México, que siguiendo los pasos de la Fed estadounidense en cuanto a alzas de tasas de interés frente a de alta inflación ha mantenido al peso fuerte frente al dólar.

“Si el Banco de México se desvincula de la política monetaria de la Fed y eso se suma a la desaceleración económica en Estados Unidos que provoca un menor flujo de dólares hacia México, entonces podríamos ver mayores amortizaciones allí, hacia niveles superiores a 20.50 por dólar, pero eso ya es un escenario diferente. Hasta ahora, creemos que el Banco de México seguirá el ejemplo de la Reserva Federal en aumentos este año”, concluyó.