febrero 22, 2024

Usuarios de Metro reciben con escepticismo a Guardia Nacional: “No hay problemas de seguridad, solo de mantenimiento”

Usuarios de Metro reciben con escepticismo a Guardia Nacional: “No hay problemas de seguridad, solo de mantenimiento”

A las dos de la tarde los 6.060 elementos de la Guardia Nacional Han comenzado a desplegarse en toda la red del Metro de la Ciudad de México, así lo anunció esta mañana la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. “Por la preocupación y seguridad de la ciudadanía”, según ella, tras al menos cuatro incidentes en menos de una semana. La más grave, provocada por el choque de dos trenes este sábado entre las estaciones de La Raza y Potrero, de la Línea 3, dejó un muerto y más de 100 heridos.

Entre los usuarios de este transporte hay indiferencia, desconocimiento y, sobre todo, el sentimiento generalizado de que la medida no resuelve el problema de fondo. “No creo que vaya a funcionar porque no es un tema de seguridad, sino de mantenimiento”, dice Ivonne Gil, de 36 años, de la estación Balderas, donde cinco agentes de la Guardia Nacional se han sumado a la Policía Bancaria 10. e Industriales (PBI) que ya estaban en la estación. Los elementos de nueva incorporación no se ensamblan y se disponen a lo largo del andén, único lugar de la estación donde los pasajeros pueden encontrarlos, según uno de ellos. “El protocolo es similar al que ya tenían el resto de agentes, pero tiene algunas diferencias”, comenta escuetamente el mismo funcionario, evitando entrar en detalles.

La opinión de Gil, que lleva 25 años usando el metro, es de todos. “Las instalaciones y los trenes son muy antiguos. Lo que realmente se necesita es destinar más recursos para ayudar a cubrir el costo de este apoyo”, desarrolla. Alberto Pérez Santiago, trabajador aeroportuario de 53 años, coincide con ella: “Si se rompe una llanta, ¿de quién es la culpa? ¿Que se apague la luz, que choquen los trenes? No es un tema de delincuencia, no es un tema de seguridad”, dice enojado. “¿Para qué gastar en eso? Solo darle mantenimiento a toda la flota”, dice.

Ante estas reiteradas críticas, Sheinbaum ha defendido esta mañana que el presupuesto de Metro es suficiente y superior al de años anteriores. Según las cuentas presentadas, se prevé invertir 19.700 millones de pesos en 2023, 900 más que en 2022 y 4.200 más que en 2018, cuando asumió. Aun así, la titular del Ejecutivo ha explicado que a finales del año pasado constituyó una comisión que elaborará un diagnóstico especial sobre el estado de la red. “Si se requiere más presupuesto, estará disponible, pero en base a ese diagnóstico”, declaró, aunque no precisó cuándo terminará el trabajo de la comisión.

Elementos de la Guardia Nacional en la estación Hidalgo. nadia murillo

Las denuncias de los pasajeros son congruentes con las del Sindicato Nacional de Trabajadores del Metro. “Respetamos la decisión del gobierno federal y del Gobierno de la Ciudad de México”, dijo esta mañana su vocero, Fernando Espino, “pero ratificamos que el problema es la falta de mantenimiento, materiales y equipos”. “No hay nada anormal, son los típicos fallos por falta de elementos”, ha asegurado en referencia al discurso de Sheinbaum, que ha deslizado que hay más incidencias de las habituales y que pueden deberse a un posible sabotaje.

Para los usuarios de Metro -alrededor de cinco millones cada día- es una rutina que no tiene visos de terminar. La línea más antigua ―cerrada desde julio de 2022 por rehabilitación― tiene 54 años y en el resto de la red se notan fallas a diario. “Le tienen que dar el mantenimiento necesario, mucha gente necesita llevarlo todos los días”, argumentan Daniela León y Agustín Damián, de 19 años, de la estación La Raza, donde ocurrió el choque del tren el pasado sábado. “Algo impacta”, reconocen estos estudiantes en referencia al incidente, “pero no es que podamos rendirnos”. Como para tantos otros, es su manera de llegar a la Universidad todos los días.

En los últimos cuatro años se han producido cuatro accidentes graves, todos con muertes. En marzo de 2020, dos trenes chocaron en la estación Tacubaya, de la Línea 1, dejando un muerto y 41 heridos. En febrero de 2021, un incendio provocado por un cortocircuito en el Centro de Control desencadenó varias fallas generales que afectaron las primeras seis líneas de la red. Finalmente, en mayo de ese mismo año, 26 personas fallecieron y otras 104 resultaron heridas por el derrumbe de un tramo elevado de la Línea 12 en la avenida Tláhuac.

Suscríbete aquí a Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país